Cómo descansar bien tras una carrera de competición

Publicado por: Admin En: Entrenamiento En: Comentario: 0 favorite Visitas: 190

Descansar correctamente es igual de importante como el entrenamiento en sí mismo, para obtener un desempeño exitoso.

En muchas ocasiones el descanso queda en el olvido, o no se le da la importancia que realmente tiene. Esto es un grave error, cuyas consecuencias pueden resultar en el sobre-entrenamiento, en el que se provoca la fatiga física del deportista. Se le debe dar un tiempo de descanso al cuerpo luego del entrenamiento para que se recupere correctamente, y que pueda asimilar todas las horas de ejercicio, produciendo así una mejora y crecimiento del estado físico.

¿Para qué necesitamos descansar?

El objetivo principal del descanso es lograr un efecto de súper-compensación. Este último consiste en la adaptación física del cuerpo producida como consecuencia del contacto de este con estímulos físicos y psíquicos. Si no se da el fenómeno de súper-compensación, no hay mejora en el rendimiento. Se basa en que se dé un esfuerzo físico de gran intensidad, para que luego del tiempo de descanso, el cuerpo se recupere y adapte, preparándose para un estrés físico de intensidad aún mayor, dándose así un crecimiento y mejora. Los descansos deben ser consistentes y apropiados, para así mantener nuestro cuerpo en estado de súper-compensación. 

¿Cómo es el descanso ideal?

El descanso ideal no es uno determinado, sino que depende de cada persona en particular. se debe tener en cuenta el sexo, la edad, el estado físico, los años de entrenamiento, las horas de sueño, las condiciones laborales, entre otros. Dependiendo de todos estos factores, el descanso deberá ser mayor o menor.

Lo importante es organizar el descanso en función a nuestras particularidades, y lograr la súper-compensación. 

Debe tenerse en cuenta, además, que hay dos tipos de descansos:

  1. Descanso activo:

Consiste en un tipo de recuperación que se da al entrenar en baja intensidad y durante un corto periodo de tiempo, ayudando así a la regeneración muscular. Estas sesiones se realizan luego de entrenamientos intensos o finalizada una competición. La sesión de recuperación activa no debe superar los 90 minutos de actividad y debe ser de intensidad leve. Se busca así reactivar el metabolismo, sin seguir fatigando los músculos. Dentro de los beneficios que brinda, pueden mencionarse que logra la eliminación del ácido láctico, que oxigena el cuerpo, reduce el dolor de los músculos y favorece la circulación sanguínea.

  1. Descanso total:

Muchas veces el descanso total es el más indicado para que el organismo logre una recuperación absoluta. Consiste en la completa suspensión de la actividad física. Se lleva a cabo luego de un entrenamiento muy intenso o de una competición, tal como en el descanso activo. 

Nociones finales:

Tomar descansos adecuados luego de un entrenamiento de mucha intensidad o de una carrera de competición es fundamental para la mejora del desempeño. El tiempo de descanso ideal, o si debe ser de tipo activo o total, dependerá de cada persona en particular. si se deja pasar demasiado tiempo entre dos sesiones de entrenamiento, no se generará adaptación del cuerpo, por lo que no habrá mejora. Si se ejercita excesivamente y no se descansa como corresponde, caeremos en la fatiga física y fenómeno de sobre-entrenamiento. Pero si se entrena y descansa adecuadamente, aumentará progresivamente el estado físico.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Iniciar sesión O Restablecer la contraseña