¿Cómo influye la aerodinámica en el ciclismo?

Publicado por: Admin En: Entrenamiento En: Comentario: 0 favorite Visitas: 366

Todo ciclista se enfrenta con tres fuerzas que debe vencer en sus salidas: la fuerza del rozamiento con el terreno, la fuerza de gravedad y la fuerza del viento, mejor conocida como la aerodinámica. Estas tres fuerzas se oponen a nuestro desplazamiento, por lo que luchamos contra ellas cuando salimos a pedalear. Para mejorar el desempeño sobre la bicicleta, se deben optimizar las fuerzas. 

¿Qué es la aerodinámica y cómo influye en el rendimiento del ciclista?

La aerodinámica consiste en una fuerza que ejerce una resistencia o freno a nuestro avance. Para lograr vencer esta fuerza, nos encontramos con dos posibles opciones, o pedaleamos con más potencia, o nos volvemos más aerodinámicos. 

Nos enfrentamos con la dificultad que genera la fuerza del viento, al alcanzar una velocidad de 20 kilómetros por hora, y la resistencia cobra progresivamente más fuerza a medida que aumentamos la velocidad de desplazamiento.

Optimizar la aerodinámica significaría la posibilidad de ir más rápido, haciendo el mismo esfuerzo. Se buscará poder ir más rápido, sin tener que aumentar la potencia, o al menos que no implique un sacrificio de la comodidad del atleta. 

¿Cómo optimizar la aerodinámica?

La resistencia del viento va a depender de cuatro aspectos:

  • La velocidad: tal como ya fue mencionado anteriormente, cuanto mayor sea la velocidad alcanzada, mayor será la resistencia. 

  • La densidad del aire: cuanto menor sea la densidad, menor será la resistencia. 

  • El área frontal: el nivel de resistencia dependerá de la superficie con la que choca el aire. 

  • La forma del ciclista: esto establecerá influencia en la manera en que el aire choca contra el cuerpo del atleta.

Al buscar optimizar la aerodinámica, trabajaremos principalmente sobre la variable del área frontal, dado que es la que puede modificarse con más facilidad. Consistirá en intentar disminuir lo más posible, la cantidad de centímetros cuadrados del cuerpo del atleta que se ven expuestos al aire. La cantidad de centímetros que entran en contacto con el aire, aumenta o disminuye en función a la posición del ciclista del cuerpo, del grado de angulación, posición de los brazos, manos y cabeza, del tipo de casco y bicicleta utilizado por el ciclista. 

Por lo tanto, dentro de las maneras que existen de poder modificar la aerodinámica pueden mencionarse:

  • Modificar el grado de angulación de la espalda, buscando que sea lo más horizontalmente posible.

  • Posicionar de manera paralela al suelo los antebrazos, o en algunos casos, elevados permitiendo colocar la cabeza entre ellos.

  • Colocar los acoples lo más estrecha y cercanamente posible.

  • Utilizar un casco aerodinámico.

  • Utilizar una bicicleta aerodinámica.

  • Vestir con ropa ajustada al cuerpo.

  • Andar con ruedas de perfil.

Nociones finales:

Uno de los obstáculos principales al que se enfrentan los ciclistas en sus salidas, es la fuerza del viento, la aerodinámica. Afectará el rendimiento al dificultar el desplazamiento del atleta en la bicicleta, generando una disminución en la velocidad. Optimizar la aerodinámica, es decir, volviéndonos más aerodinámicos, permitirá aumentar la velocidad sin necesidad de hacer grandes esfuerzos. La manera más fácil y efectiva de lograr esto, es interviniendo en la cantidad de centímetros cuadrados de área frontal expuesta al aire al andar.

Etiquetas: aerodinamica

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Iniciar sesión O Restablecer la contraseña