Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.

aceptar

Recomendaciones a la hora de lavar la bicicleta

Publicado por: Admin En: Material En: Comentario: 0 favorite Visitas: 87

Una de las rutinas más básicas para el mantenimiento y correcto funcionamiento de la bicicleta, es su lavado. Para otorgar a nuestra bicicleta una larga vida útil y adecuado rendimiento, debemos lavarla con cuanta mayor frecuencia podamos.

Es ideal limpiarla luego de cada salida a pedalear, y cada tanto darle una limpieza más profunda. Es fundamental conocer cómo lavarla adecuadamente, para evitar el riesgo de dañar alguna de sus partes. Se recomienda informarse acerca de la modalidad de lavado especifica de la bicicleta que usamos, que estará siempre detallada en el manual de fabricación

A pesar de que debemos seguir las instrucciones de lavado específicas de nuestra bicicleta, veremos a continuación recomendaciones generales para su limpieza. Es crucial tener en mente, que cada parte de la bicicleta, necesita un tratamiento, un tipo de lavado especial, y diferente al de las demás. Por lo que asearla de un mismo modo en su totalidad, conducirá a que la dañemos. 

¿Cómo lavar adecuadamente nuestra bicicleta?

Vale la pena mencionar que lavar correctamente la bicicleta, nos ayudará a evitar posibles corrosiones o daños, que conducirían a costosas reparaciones. Si le damos mucho uso a la bicicleta, y tenemos una de buena calidad, no tiene sentido ahorrar en los productos de limpieza, ya que unos de mala calidad o inadecuados para bicicletas, pueden causar grandes deterioros, cobrando sentido el conocido refrán: “lo barato sale caro”. Es de vital importancia entonces, utilizar los productos e instrumentos de limpieza adecuados, los cuales se deben aplicar apropiadamente en la parte de la bicicleta para la que están destinados a lavar. 

Dado que cada parte se lava de un modo y con productos específicos, hay un orden de limpieza que debería respetarse. 

Lo primero que debemos lavar, es el tren motriz. Este último consiste en la transmisión de la bicicleta, es aquello que la impulsa. Está conformado por cuatro partes: los anillos de cadena, la cadena, el cassette y el desviador trasero. Al andar en la bicicleta el tren motriz acumula tierra y suciedad, que, de no quitarse, comienza a generar problemas en la transmisión. Se recomienda elevar o voltear la bicicleta al lavarla, permitiendo dar pedaleos sin que esta se mueva del lugar. Esto es importante debido a que la cadena debe estar en movimiento para poder lavarla adecuadamente. Con ayuda de un trapo y disolvente biodegradable, lavaremos la cadena. Se busca lograr que la cadena se mueva, mientras se encuentre envuelta en el trapo, eliminando así toda la mugre. Procederemos luego a limpiar con una escobilla o cepillo de dientes, los engranajes del cassette. Se utilizará agua y nuevamente el disolvente biodegradable para lavarlo. Luego para los anillos de la cadena y el desviador, usaremos un trapo, un cepillo y desengrasante. Durante todo el procedimiento haremos girar las ruedas de la bicicleta a la vez que presionamos con el trapo.

Es crucial que recordemos que luego de cada lavado, debemos engrasar nuevamente las partes de la bicicleta. Debe quedar una capa ligera y uniforme en toda la cadena y engranajes.

Procederemos luego a limpiar el marco y las ruedas de la bicicleta. Mantendremos la bicicleta elevada o volteada. Mojaremos la bicicleta con una manguera de baja presión, para quitar la suciedad que ya se encuentra suelta. Una manguera de alta presión dañara los componentes de la bicicleta. Utilizando una esponja lavaremos suavemente todas las partes, con agua y detergente. Una vez que terminemos esto, pasaremos a quitar las ruedas, con el objetivo de poder limpiar estas, y las partes del marco en contacto con estas, más profundamente. Continuaremos limpiando con agua y detergente, hasta que quede todo impecable. 

Como último paso, luego de haber vuelto a armar la bicicleta, debemos secarla toda con un trapo o toalla, y dejar luego que termine de secar al sol y aire libre de ser posible. El agua acumulada puede generar corrosión en la bicicleta.



Nociones finales:

Limpiar adecuada y frecuentemente la bicicleta, lograra darle más años de vida útil, a la vez que un mejor funcionamiento. Es importante saber que cada bicicleta se lava diferente, y cada parte de esta también. Debemos informarnos bien al respecto de cómo lavarla correctamente, para evitar posibles daños o roturas.

Etiquetas: limpieza mantenimiento

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

domingo lunes martes miércoles jueves viernes sábado enero febrero marzo abril Mayo junio julio agosto septiembre octubre noviembre diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Iniciar sesión O Restablecer la contraseña